agosto 21, 2011

19 Respuestas Creativas al Stress







1. HAGA CON REGULARIDAD EJERCICIOS FÍSICOS
El ejercicio físico reduce el stress, alivia la tensión. Reduce la ansiedad, la depresión y la hostilidad que surgen con los niveles altos de stress.
Al sufrir stress, el organismo produce una hormona potencialmente tóxica, la noradrenalina. El ejercicio ayuda a quemarla. También con el ejercicio se generan endorfinas, que inhiben el dolor, elevan el estado emocional y facilitan la relajación psicofísica.
“Además, una buena condición física nos prepara para resolver mejor las situaciones estresantes. Estudios universitarios han revelado que la gente que mantiene una buena condición física, puede controlar el stress sin incurrir tan rápidamente en enfermedades o depresión. Si se encuentra en medio de una circunstancia en la que no cuenta con el poder de cambiarla, con sólo mantenerse en buena condición física minimizará las efectos negativos del stress en su salud física”.

2. SEA OPTIMISTA
Estudios psicológicos confirman que las personas optimistas sufren menos señales físicas que las pesimistas. Eso es fácil de comprender. La predisposición hacia el optimismo o el pesimismo determinará la cantidad de reacción de stress innecesaria que experimentará a lo largo de su vida. Si constantemente se encuentra en un estado de alerta por la anticipación de desastres que nunca llegan, su cuerpo pasa por reacciones de stress de igual manera que si en realidad ocurrieran esos desastres.
Por ejemplo: cuando uno piensa que a otra persona puede haberle ocurrido algo, y luego verifica que no, el stress sufrido equivale a cualquier otra experiencia negativa real. Por el contrario, no hay reacción de stress cuando una demora está claramente entendida.
Por lo tanto: NO SE APRESURE CON LOS JUICIOS Y LAS INTERPRETACIONES. Pregúntese si está reaccionando a un hecho real o bien a un temor por algo que pudiera suceder. Posponga toda reacción hasta tener la certeza sobre lo que ocurre.
La mente es la que crea el stress. Al tener una mente saludable también tendremos un cuerpo sano. Si el stress inducido por la mente causa  enfermedades  psicosomáticas, es obvio que pensamientos positivos pueden crear salud psicosomática.
Al presentarse un problema, busque soluciones en lugar de quedarse atrapado en conclusiones.
‘Para se más optimista, AYÚDESE APRENDIENDO DE OTROS. Escuche grabaciones sobre motivación y lea materiales acerca del mismo tema. Usted puede aprender a ser optimista. Puede aprender a desarrollar una actitud más positiva hacia la vida. Si no es típicamente optimista, estudie lo que enseña la gente que practica el ver la vida desde una perspectiva positiva’.

3. PRACTIQUE LA RELAJACIÓN
El stress pone en acción una serie de respuestas bioquímicas. La relajación física pone en movimiento una serie de respuestas bioquímicas prácticamente opuestas a las que causan el stress.
También procure ESCUCHAR CASSETTES O CD CON MUSICA ESPECIALMENTE COMPUESTA PARA LA RELAJACION, O CON SONIDOS DE LA NATURALEZA.


4. DUERMA BIEN
Al dormir, el cerebro almacena substancias bioquímicas que ayudan a tratar con el stress. Todos conocemos los efectos de la falta de sueño combinados con una situación estresante.
EVITE ACTIVIDADES FISICAS O INTELECTUALES FUERTES ANTES DE IR A DORMIR


5. EVITE LA PRESIÓN DEL RELOJ 
TÓMESE MAS TIEMPO QUE EL NECESARIO (para viajar, hacer un trabajo, etc.)
Asigne más tiempo del pensado para cualquier actividad.
Programe, en sus horarios cotidianos, un período de inactividad en el que no se haga nada productivo.
Como todos experimentamos ansiedad por el tiempo improductivo (demoras, atascamientos, esperas, etc.), ENCUÉNTRESE PREPARADO PARA APROVECHAR ESE TIEMPO EN APRENDER ALGO. Lleve un libro a un lugar donde puede haber demoras. Use, por ejemplo, el tiempo de viaje para aprender o repasar un idioma, adquirir mayores conocimientos de su actividad o negocio, motivarse, etc.
Por otro lado, y respecto al tiempo,  recuerde que TENER HORARIOS Y RUTINAS CREAN UNA SENSACIÓN DE ORDEN PROPICIA PARA EVITAR EL STRESS.

6. NO TOME COMPROMISOS PORQUE SÍ
Si tiene el ‘sí’ fácil, deténgase a reflexionar y diga: “quiero fijarme en mi agenda”. Es bueno llevar agenda, para ser riguroso con el tiempo (y no sobreexigirse) y para no recargar la mente.

7. NO SUBESTIME LA IMPORTANCIA DE COMUNICAR SUS SENTIMIENTOS 
CON PALABRAS. 


COMPARTA. UN PROBLEMA QUE SE COMPARTE ES UN PROBLEMA QUE SE SOLUCIONA.
No existe stress que no se pueda reducir o inclusive eliminar con la presencia y la comprensión de una amistad. El gran filósofo griego Aristóteles dijo que “nadie elegiría vivir sin amigos, aunque tuviera todos los demás bienes”. Y el genial Shakespeare, en MACBETH , escribió : “DALE A LA AFLICCION PALABRAS: QUE LA PENA QUE NO HABLA, SUSURRA AL AFLIGIDO CORAZÓN Y PRECIPITA SU QUEBRANTO”.

8. PIDA UN MASAJE 
El tacto es agradable, puede inducir la relajación y el placer. También son muy efectivos la caricia amorosa o los mimos.

9. BUSQUE SITUACIONES PARA REIR 
La risa es un remedio poderoso. Refresca el cuerpo y la mente. Ayuda a relajarse.

10 REDUZCA LA SOBRECARGA DE ACTIVIDAD EN SU CASA 
Tómese con más calma el desorden de la casa o los problemas domésticos que surjan.

11. AYÚDESE CON UN COMPLEJO VITAMÍNICO 
Se sabe que el stress puede agotar las vitaminas B y C del cuerpo. Las vitaminas B son parte del proceso que genera bioquímicos en las células cerebrales que envían los mensajes de un extremo del nervio al otro. La insuficiencia de vitamina B puede producir depresión, desgano, y otros síntomas debilitantes para enfrentar el stress.

12. MANTENGA CONTACTO CON LA NATURALEZA
Cuide un jardín. Pasee por un parque. Esté atento y  sea sensible a la naturaleza. Cultive plantas en macetas. Cada vez que pueda observe a los insectos (hormigas, abejas, etc.).


13. SI TIENE GANAS, NO SE REPRIMA Y LLORE 
 La obra MANAGING STRESS reporta lo siguiente:

 “El análisis químico de las lágrimas derramadas por personas que estaban viendo películas emocionalmente conmovedoras, comparado con el de las que fueron expuestas al vapor de la cebolla, demuestra que las lágrimas emocionales contienen un nivel mucho más grande  de  proteína.  Las  lágrimas,  en  teoría, pueden ayudar a remover los químicos que se generan durante una situación emocionalmente estresante, por lo cual restauran el balance químico del cuerpo”.
 Otros estudios demuestran que en los grupos de control, las personas que no se inhiben de llorar en público se exponen menos a enfermedades causadas por el stress, que aquellas que ven el llanto como un signo  de  debilidad.  Esto  demuestra  lo  que  todos  intuimos: que llorar puede ser una buena descarga, beneficiosa para el cuerpo y para la mente.

14. PONGA LOS PROBLEMAS EN SU JUSTA PERSPECTIVA 
Imagínese a un médico diciéndonos que sólo nos quedan unos meses de vida: le restaríamos dramatismo a nuestro problema estresante. Considerar la vida como un extra, un regalo que debemos agradecer, podría evitar una gran cantidad de stress y así muchas enfermedades que éste provoca.



15. BÚSQUELE EL LADO POSITIVO A UN TRABAJO QUE LE DESGRADA 
Está científicamente comprobado que aquellos que están conformes con su trabajo están menos estresados: el propio trabajo puede resultar una terapia excelente contra los problemas de stress.
Trabajar dieciocho horas en algo que nos apasiona puede no hacernos daño alguno, y trabajar sólo seis horas en algo que nos disgusta puede provocarnos enfermedad.

16. DISFRUTE DE UNA FRAGANCIA QUE LE AGRADA 
 Los olores se transmiten por fermones (palabra griega que significa transferencia y excitación), que son moléculas que viajan por aire hasta los receptores de las fosas nasales y allí desencadenan las reacciones  glandulares y mentales del cerebro. Los olores son muy importantes porque evocan   hechos  o   experiencias  del  pasado en nuestra memoria. Se pueden utilizar para reducir el stress, debido a la relación entre los olores, el cerebro y la memoria.

17. TENGA UNA MASCOTA 
Existe evidencia concreta de que las personas viven más saludables y prolongadas vidas si tienen una  o más mascotas, esto se debe a que reducen el stress en la gente.

18. CAMINE 
Una caminata a paso vivo, durante treinta minutos, todos los días, es una alquimia que transforma el cuerpo y la mente. Tranquiliza, es una fuente de juventud y complemento obligado de cualquier programa para el manejo del stress.
La buena caminata alivia las contracturas musculares, y con ella los dolores de cabeza, de cuello y espalda. La circulación mejora y la presión arterial se estabiliza.


19. EVITE LA ACUMULACIÓN DE STRESS
Cuando usted entra en él, trate de percatarse de inmediato y salir, recuperando la iniciativa, la energía, y tomando acciones concretas para aliviarlo, evitando su acumulación.


Abel Cortese
http://www.inteligencia-emocional.org/ie_en_la_salud/aprendiendosobreelestres3.htm