septiembre 13, 2008

Ejercicio de autoconciencia y control emocional


Para poder empezar a cambiar algo que nos hace daño o molesta o no funciona o no nos gusta o nos hace mal, lo primero que habría que hacer es reconocerlo concientemente, cosa que a veces se nos pasa por alto.

Hagamos una lista de nuestras debilidades emocionales.

Empezar a interesarnos, ponerle energía, es parte fundamental del cambio.

Por ejemplo:
Me gustaria o necesito o deseo...

saber poner límites
ser más asertivo
no perder el control
tener más liderazgo
manejar mejor mi mal humor
mostrarme más relajado
o más firme
no victimizarme
sentir menos miedo ante...
tener más valentía
despertarme de buen humor
poder expresarme mejor
saber decir que no
no enojarme tan facilmente con..
tener más paciencia
etc.

Elijamos una opción y a continuación:

Dejemos correr la imaginación, sin censurarnos, de cómo podríamos empezar a arreglar este tema y ante cada situación que lo requiera hagamos el intento de modificarla con alguna opción de nuestra lista.

Idea: reconocer la situación un poco antes que desencadene la energía que queremos evitar y contar hasta 10 antes de reaccionar del modo acostumbrado.